Cáritas parroquial La Iglesia ha de celebrar, transmitir y testimoniar la vida cristiana. Celebra su fe en la liturgia; la transmite y profundiza a través de la catequesis y la formación en la Palabra; y, finalmente, la testimonia mediante el servicio a todos, especialmente a los más necesitados, sobre todo a través de su servicio de caridad. De esta forma el evangelio se ve acreditado por obras que testimonian la verdad de la doctrina y la eficacia de la alabanza. Si el evangelio se transmite con palabras y obras intrínsecamente ligadas, nuestra parroquia ha de dar testimonio de la fe también con obras que expliciten el amor de Dios que ha sido derramado en nuestros corazones. Por eso, la parroquia necesita un órgano comunitario que testimonie nuestra condición de cristianos en el servicio a los más necesitados. Nuestra cáritas parroquial la componen cristianos que, en nombre de la parroquia, trabajan para dar una respuesta concreta a las personas que están pasando dificultades de diversa índole, especialmente en el campo material. El grupo de cáritas está dividido en tres áreas: • Los que forman el “grupo de acogida” que se encargan de evaluar la situación de las personas que acuden solicitando ayuda a la parroquia, y que realizan un seguimiento de esas situaciones con el fin de ayudar y poder ofrecer una respuesta más ajustada a la necesidad concreta • Los que forman el “grupo de sensibilización” y de organización de campañas, encargados de informar a la comunidad parroquial y de proponerles cauces concretos de ayuda. Ellos publicitan las diversas campañas que realiza cáritas a nivel diocesano y coordinan las recogidas de alimentos y recursos en nuestro pueblo. • Los que forman el “grupo de distribución de alimentos” se encargan de recibir lo recogido en las diversas campañas de alimentos, o lo donado por instituciones o particulares, y de repartirlo periódicamente entre las familias necesitadas que reciben un seguimiento por parte del grupo de acogida. El grupo de acogida recibe a los demandantes de ayuda los jueves de 6 a 7 de la tarde. La distribución de alimentos para las familias sobre las que se realiza un seguimiento son los primeros y segundos jueves de mes. Las campañas de recogida de alimentos se realizan dos veces al año: una a finales de julio y otra en torno a navidad. Se recogen en la puerta del “Hiber” los días fijados. Resumen: Cáritas parroquial recibe a los demandantes de ayuda los jueves de 6 a 7 de la tarde en los salones parroquiales. La distribución de alimentos para las personas que reciben un seguimiento son los primeros y segundos jueves del mes en el mismo horario. Las campañas de recogida de alimentos son en diciembre y en julio.
OTROS HORARIOS Confesiones: Media hora antes de las misas. Exposición del Santísimo: Jueves de 10’00 (Exposición y laudes) a 19’00 (Vísperas y bendición). Rosario: A diario a las 19’00 Despacho parroquial: Martes y viernes, de 17’30 a 18’30. Despacho de Cáritas: Jueves de 18’00 a 19’00. Apertura del templo: Media hora antes de misa
HORARIO DE MISAS En la Parroquia Laborables (excepto miércoles):  19’30 · Miércoles: 9’00 Sábados y Vísperas: 19’30 Domingos: 9’30, 11’00 (niños),  12’30 Verano (1julio a 31 agosto) Laborables (excepto miércoles):  19’30 · Miércoles: 9’00 Sábados y Vísperas: 19’30 Domingos: 9’30 [Capilla del Carmen], 11’00, 12’30 y 20’00 Hermanitas de los Pobres Lunes a Sábado: 12’30 Domingos: 12’00 Misioneras del Sdo. Corazón de Jesús (Cabrini) Diario a las 9’30 Misioneras de Jesús, María y José (Guardería) Diario (excepto miércoles y festivos) a las 8’45 Horarios especiales y precepto   Dependencias parroquiales