Teniendo en cuenta la afluencia de fieles el domingo pasado, parece prudente que las misas dominicales vuelvan a su horario habitual: 9’30, 11’00 y 12’30. De modo que el horario de las misas queda igual que antes de la pandemia.