Por la situación de pandemia, las fiestas de san Sebastián sólo podrán celebrarse con los actos religiosos centrales: las vísperas para los hermanos, la misa del día 20 a las 12 y la misa de difuntos de la hermandad del día 21 a las siete y media de la tarde.